Paco Arango, pidió a un amigo que le buscase un proyecto en el que “mancharse las manos”. Creó la Fundación Aladina, con el fin de mejorar las condiciones de niños con cáncer, así como la atención a las familias. Director y productor y guionista ha cosechado un gran éxito con sus películas Maktub y Lo que de Verdad Importa, cuyas recaudaciones han sido destinadas a mejorar la vida de los niños enfermos.