Ex presidiario y actual entrenador de fútbol sala. A los 9 años se fue de su casa después de presenciar la muerte de su hermano mayor. Vivió en la calle durante años donde se enganchó en las drogas y aprendió a delinquir. Tras años en la cárcel decidió cambiar y vivir una vida plena, ayudando a niños de la calle.