Ángeles trabajó gran parte de su vida en banca privada, a día de hoy trabaja al frente de su ONG. Casada con un guerrero masái y conocida como la “masái blanca” Ángeles ayuda a cientos de viudas de diferentes aldeas de Tanzania.